La vitamina C o ácido ascórbico es un nutriente hidrosoluble que se encuentra en numerosos alimentos. Actúa como antioxidante en nuestro organismo ayudando a proteger las células contra los daños provocados por los radicales libres, por eso es tan importante ingerir alimentos con vitamina C.

Además, el cuerpo necesita esta vitamina para producir colágeno, una proteína necesaria para la cicatrización de las heridas. La vitamina C también mejora la absorción del hierro presente en los alimentos de origen vegetal, contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario y protege al organismo contra las enfermedades.

 

WhatsApp chat