Un vaso pequeño de zumo de naranja de 150 mililitros proporciona 67,5 mg de vitamina C, más del 80% de la cantidad diaria recomendada. Esta vitamina es muy importante para combatir el cansancio y la fatiga, estados muy comunes durante el verano y que afectan a nuestro ritmo de vida diario.